El cuarzo le da a tu casa un aspecto lujoso. Si se escogen correctamente, puede aprovechar los siguientes beneficios clave. El cuarzo es uno de los materiales más fáciles de mantener del mercado.

A diferencia de las piedras naturales como el mármol, el cuarzo nunca necesitará volver a sellarse ni someterse a ningún tratamiento, lo que da como resultado una condición excelente. Como la piedra de cuarzo es una piedra no porosa, la limpieza diaria es más fácil.

Otra ventaja del cuarzo es que los fabricantes pueden hacer cualquier tono. Es posible personalizar los pisos y muros de cuarzo para que se adapten al diseño de tus interiores.  A diferencia de las piedras características que tienen poros diminutos, las encimeras de cuarzo diseñadas son impermeables. Los materiales permeables permiten que los fluidos se filtren.

Esto significa además que el cuarzo tiene excelentes propiedades resistentes a la suciedad. Todo lo que tiene que hacer es limpiar con un paño limpio y húmedo lo antes posible para asegurarse de que no haya manchas.

Las baldosas de cuarzo también son ideales para las personas que tienen un presupuesto limitado.  Siempre que las cuides el cuarzo correctamente, no hay ninguna razón por que no duren toda la vida.

Conoce más sobre las propiedades del cuarzo llamando a: Q Stone®.